Albariza de José Estévez, un vino blanco joven que transporta al origen de su terroir

Albariza de José Estévez, vendimia de 2017, es un vino blanco que evoca a la tierra donde se cultivan las viñas jerezanas. Está elaborado íntegramente con uva palomino fino de una selección de las mejores viñas del grupo bodeguero José Estévez.

La historia del terruño jerezano se remonta al origen de la propia tierra albariza que caracteriza la topografía de los cerros del Marco de Jerez.  En el periodo Oligocénico, hace más de 33 millones de años, Jerez estaba sumergido bajo el mar, formando parte del Océano Atlántico. La albariza es el resultado de la sedimentación de organismos acuáticos y bivalvos junto con una gran cantidad de arcilla. La descomposición de la roca madre, así como de las conchas y fósiles origen animal, genera la gran mineralización de la tierra del Marco de Jerez. Por ello, el icono de la marca, Albariza de José Estévez, es un caballito de mar, evocando a la génesis del terruño jerezano. Albariza, es por tanto un homenaje a la tierra de Jerez.

Tras una cuidada vendimia de una selección de las mejores viñas de la firma bodeguera, se obtiene el mosto yema que es fermentado en depósitos de acero inoxidable y desliado. El resultado: Un vino blanco joven, muy alegre en nariz y con un agradable recorrido fresco y sutil. Albariza de José Estévez es ideal para disfrutar con arroces, mariscos, ahumados y comida asiática.

Albariza de José Estévez se enmarca dentro la indicación geográfica protegida como vino de la Tierra de Cádiz. Se presenta con un diseño moderno, atractivo y evocador, con una etiqueta de un solo cuerpo y rectangular que combina elementos en relieve y estampaciones sobre un papel iridiscente, donde destaca su icono: el caballito de mar.

Finaliza la edición más exitosa de la International Sherry Week

La edición más exitosa, con más de 2500 eventos registrados en 30 países

 La International Sherry Week, sin duda la mayor fiesta global dedicada a los vinos de Jerez, se ha consolidado en su cuarta edición como una de las citas anuales más importantes del mundo del vino, con miles de eventos en multitud de países, desde Noruega a Brasil, Taiwán o Colombia.

Este año, la celebración ha seguido creciendo exponencialmente: el número de eventos ha aumentado en un 25 % por tercer año consecutivo. Gracias a la actividad en las redes sociales con el hashtag #sherryweek, eventos de última hora que no estaban registrados elevaron el total de actividades a 3000.

Redes sociales

Durante la semana del 6 al 12 de noviembre de 2017, el jerez se convirtió una vez más en el centro de todas las miradas a nivel mundial; las noticias en torno al evento generaron más de 15 000 publicaciones y casi 50 millones de impactos potenciales en Twitter, Instagram y Facebook (fuente: Tweetbinder). A través de las redes sociales, se compartieron eventos celebrados en todo el mundo que ofrecieron a los amantes del vino y la gastronomía grandes dosis de pasión e inspiración y muchas ideas para servir y disfrutar los vinos de Jerez.

Una fiesta global: 30 países en cinco continentes

Se celebraron más de 2500 eventos con motivo de la International Sherry Week 2017 en 30 países y territorios de ultramar: Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Finlandia, Francia, Alemania, Gibraltar, Grecia, Hong Kong, Hungría, Japón, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur, España, Suiza, Taiwán, Ucrania, Reino Unido y Estados Unidos. Este año, participaron por primera vez Ecuador, Hungría y Corea del Sur.

España fue el país que más eventos acogió, más de 1000 en total, lo cual supone una subida del 15 % con respecto al año pasado, con una alta concentración de actividades en el Triángulo del Jerez, como era previsible, y también en la cercana ciudad de Sevilla. España es ahora el mercado número uno para los vinos de Jerez.

 

 

El Reino Unido y Estados Unidos siguen a España en número de eventos. En el Reino Unido se celebraron el doble de eventos que el año pasado, casi 700, mientras que varios Formadores Homologados recién titulados aseguraron la presencia del jerez en Taiwán y Brasil.

El Marco de Jerez encara el final de su vendimia

El fruto presenta un estado óptimo, con una graduación moderadamente alta, 11,7º Baumé y un inmejorable estado sanitario.

Con un buen número de lagares a punto de terminar las labores de vendimia, la cosecha estimada rondará los 65 millones de kilos, un 15% por encima de la del pasado año.

El inusual adelanto de las fechas de comienzo de la vendimia 2017, más temprana incluso de lo que viene siendo habitual en los últimos años, ha provocado que vayamos a entrar en el mes tradicional de la vendimia, septiembre, con un buen número de lagares importantes ya cerrados y con casi toda la uva de los pagos del interior ya recogida. Tan sólo los viñedos de la costa están en plena actividad y se prevé que en las primeras semanas del mes ya la totalidad de la campaña de recogida y molturación de uva se de por concluida en nuestra Denominación de Origen.

En las viñas del interior las variaciones respecto de la vendimia 2016 oscilan entre el 10 y el 20%, aunque también hay zonas puntuales que no verán incrementada la cosecha. Recordemos que la vendimia del pasado año fue inusualmente corta, especialmente en Sanlúcar y Trebujena, por lo que si se recuperan las cifras de producción de una vendimia normal, en estos términos municipales se registrarán subidas del 30–35%. En resumen, la cosecha total en la Denominación muy probablemente se situará entre 63-68 millones de kilos, lo que supone aproximadamente un 15% más que el año pasado.

Hasta ahora las condiciones meteorológicas han determinado que el estado del fruto sea óptimo, con una graduación moderadamente alta, 11,7º Baumé y un inmejorable estado sanitario. Durante los últimos días de julio y la primera quincena de agosto han predominado las altas temperaturas con levantes moderados, si bien los pronósticos son de bajada de temperaturas e incluso lluvias a comienzos de la semana próxima.

La International Sherry Week 2017 se celebrará del 6 al 12 de noviembre

Por cuarto año, la International Sherry Week, organizada bajo el auspicio del Consejo Regulador de Jerez, acercará los jereces a amantes del vino de todas partes del mundo. La mayor y más exitosa fiesta global en torno al vino de jerez se compondrá de una multitud de eventos celebrados entre el 6 y el 12 de noviembre de 2017.

¿Qué es la International Sherry Week?

Esta gran celebración, que dura una semana y abarca alrededor de 30 países en cinco continentes, pretende promover los vinos de Jerez en todo el mundo. Los amantes del jerez más veteranos podrán probar nuevos maridajes y saborear vinos diferentes, mientras que los neófitos recibirán una fascinante introducción al jerez, gracias a un amplísimo abanico de eventos tan dinámicos como divertidos.

Durante la segunda semana del mes de noviembre, miles de restaurantes, bares, enotecas y bodegas de todo el mundo, desde España hasta Australia, pasando por el Reino Unido, Rusia, Estados Unidos o México, celebrarán catas de vinos de Jerez y ofrecerán menús maridaje, así como otras emocionantes actividades en torno al jerez, incluyendo espectáculos de música y danza y la proyección de películas.

Los bares y restaurantes mostrarán el potencial de los vinos de Jerez para maridar con una diversidad de platos, desde quesos y carnes curadas hasta pescado, marisco, carne, caza y postres, desde Scotch fillet australiano hasta cangrejo peludo de Shanghái. No olvidemos que los jereces cada vez son más populares en el mundo de la mixología, siendo escogidos por prestigiosos bartenders -de bares de moda de todo el mundo- como ingrediente estrella para la elaboración de sus cócteles.

Además, la Sherry Week no solo se celebra en bares y restaurantes, también hay eventos digitales; todos los años, las catas en línea y por Twitter reúnen a expertos del jerez con aficionados de todo el mundo. En 2016, se organizaron eventos especiales, entre ellos catas para personas con problemas de audición o visión en Jerez de la Frontera, así como propuestas innovadoras, como el Sherry Speed Dating en Canadá o una carrera de obstáculos en torno al jerez en Estados Unidos.

El éxito de la ISW en cifras globales

Los organizadores registraron aumentos del 500 % en las ventas de vinos de Jerez durante la celebración de la International Sherry Week, así como un crecimiento sostenido de su consumo. En tres años, se han celebrado casi 6000 eventos en más de 25 países, en los cuales participaron en total más de 200 000 amantes del jerez.

«La Sherry Week es una gran oportunidad para compartir con los consumidores toda una riqueza de conocimientos a través de actividades diversas: competiciones de cócteles, seminarios, clases magistrales y nuestro programa de Formadores Homologados», afirma César Saldaña, Director General del Consejo Regulador de los Vinos de Jerez. «Los profesionales de los sectores del vino y la gastronomía pueden acercar el jerez a sus aficionados, ya sean expertos o neófitos. Así que no solo estamos conectando a amantes del jerez del mundo entero, sino también apoyando a todos nuestros colaboradores».

Impacto en las redes sociales

El éxito de la Sherry Week como evento de marketing en las redes sociales ha sido reconocido con dos galardones concedidos por publicaciones del sector: un Wine Marketing Award de Drinks International y un Drinks Business Award.

En 2016, se registraron más de 10 000 publicaciones originales con el hashtag #sherryweek durante la semana del evento. Tan solo en Instagram, se acumularon más de 50 000 likes, a lo cual se añaden 28 millones de reacciones a través de Twitter (fuente: Tweetbinder).

Cómo participar

Una vez registrados, los eventos se difunden de manera gratuita en sherryweek.wine, proporcionando a los participantes un valioso apoyo publicitario para el evento mundial más esperado de la industria del jerez.

Los organizadores de eventos pueden intercambiar ideas con otros amantes del jerez usando el hashtag #sherryweek, así como mantenerse al día de todas las noticias relacionadas siguiendo a Sherry Wines en las diferentes redes sociales.

También pueden encontrar cientos de recetas inspiradoras e ideas para cócteles y maridajes de reconocidos sumilleres y chefs invitados en sherry.wine

Bodegas Caballero presenta muchas novedades para el XXVII Ciclo Cultural Caballero

Bodegas Caballero presentó ayer en la Bodega del Castillo de San Marcos el cartel del XXVII Ciclo Cultural Caballero.

Para el 27 aniversario de esta clásica cita del verano portuense y gaditano, los organizadores han preparado una novedosa experiencia basada, como no, en la gastronomía y los vinos.

Una nueva edición cargada de novedades, tanto de formato como en contenido, donde se  mantiene la doble fecha para su celebración, que este año será los días 10 y 24 de agosto.

Barbadillo se apunta a los Frizzante con un verdejo 100% gaditano

La llegada del verano siempre va acompañada con una subida acentuada de las temperaturas y con ello florecen las terrazas y las barbacoas. Bodegas Barbadillo nos presenta su refrescante alternativa para estos días estivales, los vinos frizzantes, elaborados bajo la etiqueta de Barbadillo Vi. Ya en agosto de 2015, la bodega sanluqueña presentó Barbadillo Vi Cool, su apuesta por la innovación con un producto elaborado al 100% con uva moscatel y parcialmente fermentado con sólo 6º de alcohol.

Ahora, aprovechando el verano esta Bodega, que combina tradición e innovación,  presenta Barbadillo Vi Fresh, un vino frizzante elaborado con uva verdejo cultivada en las más de 500 hectáreas de viñedo propio que Barbadillo tiene en Cádiz. Gracias a su versatilidad se puede maridar con platos dulces o salados. En la video-cata disponible en la web de Barbadillo podemos ver una sugerencia de maridaje de Barbadillo VI Fresh con un original postre, de la mano de Monste Molina la enóloga de Barbadillo y Carlos y Álex del restaurante sevillano Tradevo. Este vino, con tan sólo 6,5º es también ideal para tomar con carnes y pescados a la brasa en las mencionadas barbacoas, o en el clásico tapeo, acompañando a quesos y otros platos propios del aperitivo.

En copa, Barbadillo Vi Fresh, deja ver su color amarillo pálido con reflejos verdosos. Al acercarlo a la nariz se puede apreciar su aroma a manzana verde, cítricos, flores blancas y frutos tropicales. Por último, tiene un toque fresco con sabor a fruta verde y exótica, todo ello acompañado del agradable cosquilleo que nos ofrecen sus burbujas, que se desprenden lentamente una vez se abre la botella.

Barbadillo VI nace en los viñedos de Gibalbín, propiedad de Bodegas Barbadillo, sobre un suelo de albariza, y se produce bajo un microclima específico para la mejor maduración de la uva. Es un vino joven y ligero, con bajo contenido en alcohol, ya que su sistema de fermentación es interrumpido cuando alcanza la graduación deseada. Además, este sistema natural mantiene intacto su color y su olor, convirtiéndolo en una opción muy atractiva a la hora de elegir al acompañante perfecto para las comidas y cenas estivales.

 

Pedro Ximénez Triana, vino de reyes.

PedroXimenezTrianaLos vinos de Jerez y Sanlúcar gozaron de una presencia especial en la reciente visita de estado de sus Majestades los Reyes Don Felipe y Doña Letizia al Reino Unido.

En su visita a la exposición perteneciente a la “Royal Collection” que muestra la enorme e histórica relación comercial entre ambos países, ambas casas reales brindaron con manzanilla.

Además, durante el almuerzo que ofreció en honor de los Reyes de España, el Pedro Ximénez sanluqueño Triana, de Bodegas Hidalgo, fue seleccionado para acompañar los postres.

Pedro Ximénez Triana es un vino criado en las bodegas que la firma posee en el centro Sanlúcar de Barrameda bajo el sistema de criaderas y soleras durante aproximadamente 8 años. Triana tiene aromas de pasas, compota y frutos muy maduros, es un vino dulce, intenso y aterciopelado y sin embargo vibrante.

Como buen Pedro Ximénez, es ideal para acompañar quesos viejos o azules, helados, o como postre en sí mismo.

¿Por qué los consumidores pasan de los expertos cuando hablan del Jerez?

El portal SpanishWineLover publicó ayer un artículo en el que ocho de los sumilleres más reputados de España recomendaban sus vinos para la próxima Navidad.  La Navidad es el momento de consumo de vino más importante del año, y las marcas lo saben.

De los 24 vinos recomendados, cinco son pertenecientes a la Denominación de Origen Jerez-Xerez-Sherry-Manzanilla de Sanlúcar, tres a la VdT de Castilla, dos a la DO Cava, dos a la Conca del Riu Anoia, dos de la DO Bierzo…hay también un DO Rioja, un DO Ribera del Duero, un DO Madrid, un DO Valencia…¡pero cinco son de la DO Jerez/Manzanilla de Sanlúcar!

Amontillados, manzanillas, olorosos, pedros ximénez… Los vinos del Marco de Jerez forman parte de las preferencias de la gran mayoría de profesionales de la sumillería, de enólogos, de periodistas gastronómicos y de los grandes amantes y conocedores del vino. Peeeeero, no ocurre lo mismo, por desgracia, con el gran consumidor. ¿Por qué?

¿Mienten los expertos? ¿Se equivocan los periodistas? ¿Hay que ser un sibarita para que te guste el vino de Jerez? ¿No es un vino para todos? ¿Es un vino de abuelos? ¿Sólo se puede tomar en romerías y ferias?  Parte de la respuesta está en las mismas preguntas. Intentemos descifrar por qué no hacemos caso a los expertos con el vino de Jerez.

DSC_2554

Los vinos de Jerez son vinos completamente diferentes a los vinos a los que está acostumbrado el gran consumidor. Por origen, por suelo, por tipo de uva, por tipo de crianza, por grado alcohólico, por olor, por sabor…es encontrarte en la copa con algo totalmente distinto a lo que puedes estar acostumbrado si tus gustos son los Riberas del Duero o Verdejos de Rueda.

Los vinos de Jerez hay que explicarlos, comunicarlos, entenderlos. Aun así, no es, como casi ningún producto lo es, un vino para todos los públicos. No somos la Coca Cola y cuanto antes lo entendamos, mejor. El futuro de Jerez no pasa por intentar volver a los volúmenes de hace 60 años.

En este apartado mucho tiene que ver el Consejo Regulador, pero sobre todo, las bodegas. De ellas depende la comunicación de sus productos, acercarlos, rejuvenecerlos, posicionarlos…lo cual cuesta ingenio, trabajo y recursos. Lo que nos lleva a otro de los motivos. Los recursos en promoción de los vinos de jerez es ínfimo es comparación con las grandes DO de España. Grandes Denominaciones de Origen que en algunos casos ni existían cuando Jerez era el vino de España y su Brandy el licor de los españoles. Pasó su época gloriosa, se cometieron errores, falta de capacidad de adaptación, problemas internos, pérdida de prestigio, a veces de calidad…otras denominaciones apostando fuerte, gustos cambiantes, multinacionales que llegan, espirituosos que despliegan… y se pierde la posición de ventaja y lo más importante, se pierde el contacto con una generación de españoles y sus hogares.

Pero como decimos, y por no hablar de la leche derramada, es lo que hay. Así que,  exprimamos con ingenio los recursos existentes. Jerez no puede intentar venderse como hace 60 años, ni comunicar como hace 60 años. Casi todo ha cambiado. Educación, hábitos de consumo, leyes, competencia sectorial, acceso a la información, formas de comunicación…

Y poco a poco se está haciendo. Primero la calidad. No cometer los mismos errores. Ser honestos con el producto. Posicionarlo. Sacas limitadas, ediciones especiales.

Desasociémonos de la imagen rancia, sin perder los consumidores tradicionales. Cambiemos la imagen de nuestros productos, sin perder la identidad. Aprovechemos que los expertos, sumilleres, enólogos, periodistas, grandes aficionados son amantes de los vinos de Jerez, escuchemos, viajemos…e intentemos COMUNICAR esta joya única en el mundo que son los vinos del Marco de Jerez.

La comunicación más efectiva es la más sencilla, con conceptos claros. Dentro de la complicación de nuestros vinos, intentemos crear un mensaje para un público amplio, que no tengamos que hacer un curso de formador en vinos de jerez para que lo entendamos, pongámoslo un poquito más fácil y seguro, seguro seguro, que muchos se suben a nuestro tren.