El vinagre de Jerez continúa su ascenso imparable

El vinagre de Jerez sigue sumando éxitos. La mejor muestra de ello son los últimos datos que evidencian su excelente evolución con un incremento global de las ventas de un 9% respecto al mismo periodo del año anterior.

 

Esta tendencia viene refrendada por campañas anteriores, ya el año 2016 supuso un récord de ventas sobrepasando los 5 millones de litros, consiguiéndose un 11% más de ventas que en 2015.

Tras varios años de altibajos por la recesión del consumo que acompañó a la crisis económica, el vinagre de Jerez vuelve a despuntar con fuerza gracias al tirón de la gastronomía y al prestigio del que goza el producto amparado por la Denominación de Origen jerezana tanto entre los profesionales de la cocina y como en los hogares.

En el desglose de las ventas, España (+ 9%: 1.196.294 litros de enero a junio) se mantiene como principal mercado de vinagre de Jerez seguido muy de cerca por Francia. Ambos países consumen más del 80% de las ventas.

Las exportaciones, en su conjunto, registran un incremento respecto al mismo periodo del último año del 8%, con el mercado francés a la cabeza que cierra este primer semestre del años con un aumento 5% (1.125.293 litros).

Estados Unidos, por su parte, se consolida como el tercer destino del vinagre de Jerez, en este caso del embotellado en origen que genera mayor valor añadido. Hacia Norteamérica salieron un total de 223.823 litros entre enero y junio, lo que representa un espectacular aumento del 71%.

 

 

 

VINAGRE DE JEREZ: La esencia de Jerez

El vinagre de Jerez es el primer vinagre de vino con Denominación de Origen de España. Aderezo
singular y de una calidad excepcional, su alta concentración aromática y su versatilidad le han
valido el actual estatus de condimento estrella de la gastronomía universal.
Como si de un exquisito perfume se tratara, unas cuantas gotas de vinagre de Jerez bastan para
transformar cualquier plato en una verdadera celebración para los sentidos. A su acidez, que le
otorga un potencial único para realzar el sabor de los alimentos, se suma todo un abanico de
matices que delatan su distinguida procedencia y elaboración artesanal.
El vinagre de Jerez es, por tanto, mucho más que un apreciado condimento. Es un producto único,
inimitable, cuya identidad es el resultado de su propia historia y particular origen. Nace de los
vinos del Marco de Jerez, vinos nobles por excelencia de los que hereda sus genuinas cualidades.
A ellos le une una profunda tradición vitivinícola que se remonta tres mil años atrás; la historia de
una comarca cuyo exclusivo sistema de elaboración ha hecho de sus vinos y vinagres productos
únicos en el mundo, verdaderas joyas culinarias.
Cada gota de este vinagre, en su intenso aroma y equilibrado sabor, concentra la riqueza de una
cultura milenaria, alimentada de tierra, sol, viñas y sabiduría bodeguera. Un saber en el que el
culto al tiempo dicta el proceso por el que se condensa la verdadera esencia de Jerez.

Bodegas Caballero presenta muchas novedades para el XXVII Ciclo Cultural Caballero

Bodegas Caballero presentó ayer en la Bodega del Castillo de San Marcos el cartel del XXVII Ciclo Cultural Caballero.

Para el 27 aniversario de esta clásica cita del verano portuense y gaditano, los organizadores han preparado una novedosa experiencia basada, como no, en la gastronomía y los vinos.

Una nueva edición cargada de novedades, tanto de formato como en contenido, donde se  mantiene la doble fecha para su celebración, que este año será los días 10 y 24 de agosto.

Barbadillo se apunta a los Frizzante con un verdejo 100% gaditano

La llegada del verano siempre va acompañada con una subida acentuada de las temperaturas y con ello florecen las terrazas y las barbacoas. Bodegas Barbadillo nos presenta su refrescante alternativa para estos días estivales, los vinos frizzantes, elaborados bajo la etiqueta de Barbadillo Vi. Ya en agosto de 2015, la bodega sanluqueña presentó Barbadillo Vi Cool, su apuesta por la innovación con un producto elaborado al 100% con uva moscatel y parcialmente fermentado con sólo 6º de alcohol.

Ahora, aprovechando el verano esta Bodega, que combina tradición e innovación,  presenta Barbadillo Vi Fresh, un vino frizzante elaborado con uva verdejo cultivada en las más de 500 hectáreas de viñedo propio que Barbadillo tiene en Cádiz. Gracias a su versatilidad se puede maridar con platos dulces o salados. En la video-cata disponible en la web de Barbadillo podemos ver una sugerencia de maridaje de Barbadillo VI Fresh con un original postre, de la mano de Monste Molina la enóloga de Barbadillo y Carlos y Álex del restaurante sevillano Tradevo. Este vino, con tan sólo 6,5º es también ideal para tomar con carnes y pescados a la brasa en las mencionadas barbacoas, o en el clásico tapeo, acompañando a quesos y otros platos propios del aperitivo.

En copa, Barbadillo Vi Fresh, deja ver su color amarillo pálido con reflejos verdosos. Al acercarlo a la nariz se puede apreciar su aroma a manzana verde, cítricos, flores blancas y frutos tropicales. Por último, tiene un toque fresco con sabor a fruta verde y exótica, todo ello acompañado del agradable cosquilleo que nos ofrecen sus burbujas, que se desprenden lentamente una vez se abre la botella.

Barbadillo VI nace en los viñedos de Gibalbín, propiedad de Bodegas Barbadillo, sobre un suelo de albariza, y se produce bajo un microclima específico para la mejor maduración de la uva. Es un vino joven y ligero, con bajo contenido en alcohol, ya que su sistema de fermentación es interrumpido cuando alcanza la graduación deseada. Además, este sistema natural mantiene intacto su color y su olor, convirtiéndolo en una opción muy atractiva a la hora de elegir al acompañante perfecto para las comidas y cenas estivales.

 

Pedro Ximénez Triana, vino de reyes.

PedroXimenezTrianaLos vinos de Jerez y Sanlúcar gozaron de una presencia especial en la reciente visita de estado de sus Majestades los Reyes Don Felipe y Doña Letizia al Reino Unido.

En su visita a la exposición perteneciente a la “Royal Collection” que muestra la enorme e histórica relación comercial entre ambos países, ambas casas reales brindaron con manzanilla.

Además, durante el almuerzo que ofreció en honor de los Reyes de España, el Pedro Ximénez sanluqueño Triana, de Bodegas Hidalgo, fue seleccionado para acompañar los postres.

Pedro Ximénez Triana es un vino criado en las bodegas que la firma posee en el centro Sanlúcar de Barrameda bajo el sistema de criaderas y soleras durante aproximadamente 8 años. Triana tiene aromas de pasas, compota y frutos muy maduros, es un vino dulce, intenso y aterciopelado y sin embargo vibrante.

Como buen Pedro Ximénez, es ideal para acompañar quesos viejos o azules, helados, o como postre en sí mismo.

¿Por qué los consumidores pasan de los expertos cuando hablan del Jerez?

El portal SpanishWineLover publicó ayer un artículo en el que ocho de los sumilleres más reputados de España recomendaban sus vinos para la próxima Navidad.  La Navidad es el momento de consumo de vino más importante del año, y las marcas lo saben.

De los 24 vinos recomendados, cinco son pertenecientes a la Denominación de Origen Jerez-Xerez-Sherry-Manzanilla de Sanlúcar, tres a la VdT de Castilla, dos a la DO Cava, dos a la Conca del Riu Anoia, dos de la DO Bierzo…hay también un DO Rioja, un DO Ribera del Duero, un DO Madrid, un DO Valencia…¡pero cinco son de la DO Jerez/Manzanilla de Sanlúcar!

Amontillados, manzanillas, olorosos, pedros ximénez… Los vinos del Marco de Jerez forman parte de las preferencias de la gran mayoría de profesionales de la sumillería, de enólogos, de periodistas gastronómicos y de los grandes amantes y conocedores del vino. Peeeeero, no ocurre lo mismo, por desgracia, con el gran consumidor. ¿Por qué?

¿Mienten los expertos? ¿Se equivocan los periodistas? ¿Hay que ser un sibarita para que te guste el vino de Jerez? ¿No es un vino para todos? ¿Es un vino de abuelos? ¿Sólo se puede tomar en romerías y ferias?  Parte de la respuesta está en las mismas preguntas. Intentemos descifrar por qué no hacemos caso a los expertos con el vino de Jerez.

DSC_2554

Los vinos de Jerez son vinos completamente diferentes a los vinos a los que está acostumbrado el gran consumidor. Por origen, por suelo, por tipo de uva, por tipo de crianza, por grado alcohólico, por olor, por sabor…es encontrarte en la copa con algo totalmente distinto a lo que puedes estar acostumbrado si tus gustos son los Riberas del Duero o Verdejos de Rueda.

Los vinos de Jerez hay que explicarlos, comunicarlos, entenderlos. Aun así, no es, como casi ningún producto lo es, un vino para todos los públicos. No somos la Coca Cola y cuanto antes lo entendamos, mejor. El futuro de Jerez no pasa por intentar volver a los volúmenes de hace 60 años.

En este apartado mucho tiene que ver el Consejo Regulador, pero sobre todo, las bodegas. De ellas depende la comunicación de sus productos, acercarlos, rejuvenecerlos, posicionarlos…lo cual cuesta ingenio, trabajo y recursos. Lo que nos lleva a otro de los motivos. Los recursos en promoción de los vinos de jerez es ínfimo es comparación con las grandes DO de España. Grandes Denominaciones de Origen que en algunos casos ni existían cuando Jerez era el vino de España y su Brandy el licor de los españoles. Pasó su época gloriosa, se cometieron errores, falta de capacidad de adaptación, problemas internos, pérdida de prestigio, a veces de calidad…otras denominaciones apostando fuerte, gustos cambiantes, multinacionales que llegan, espirituosos que despliegan… y se pierde la posición de ventaja y lo más importante, se pierde el contacto con una generación de españoles y sus hogares.

Pero como decimos, y por no hablar de la leche derramada, es lo que hay. Así que,  exprimamos con ingenio los recursos existentes. Jerez no puede intentar venderse como hace 60 años, ni comunicar como hace 60 años. Casi todo ha cambiado. Educación, hábitos de consumo, leyes, competencia sectorial, acceso a la información, formas de comunicación…

Y poco a poco se está haciendo. Primero la calidad. No cometer los mismos errores. Ser honestos con el producto. Posicionarlo. Sacas limitadas, ediciones especiales.

Desasociémonos de la imagen rancia, sin perder los consumidores tradicionales. Cambiemos la imagen de nuestros productos, sin perder la identidad. Aprovechemos que los expertos, sumilleres, enólogos, periodistas, grandes aficionados son amantes de los vinos de Jerez, escuchemos, viajemos…e intentemos COMUNICAR esta joya única en el mundo que son los vinos del Marco de Jerez.

La comunicación más efectiva es la más sencilla, con conceptos claros. Dentro de la complicación de nuestros vinos, intentemos crear un mensaje para un público amplio, que no tengamos que hacer un curso de formador en vinos de jerez para que lo entendamos, pongámoslo un poquito más fácil y seguro, seguro seguro, que muchos se suben a nuestro tren.