Cuatro apps para auténticos WineLovers

Las nuevas tecnologías son una herramienta muy potente para encontrar o ampliar información, entre otras muchas cosas. Un ejemplo son las apps que han proliferado en los últimos años en todos los sectores que nos rodean y el de vino no iba a ser menos. Por ello, desde Corporación Vinoloa, empresa dedicada a la distribución de vino con marcas propias, han recopilado las cuatro mejores apps para WineLovers.

  1. Vivino: Se trata de una aplicación que está arrasando en los portales de descarga por su gran utilidad y sencillez en el manejo. Disponible tanto para IOS como para Android, este servicio permite escanear las etiquetas de los vinos para ofrecer todo lujo de detalles, como el precio o sugerencias de maridaje. Además, funciona como una red social en la que se puede compartir la opinión del vino y leer la de otros usuarios.
  2. Hello vino: Es la aplicación perfecta para esos momentos en los que apetece tomarse una copa de vino, pero no sabes cuál elegir. Gracias a su cuestionario previo sobre los gustos del consumidor y el momento en el que se encuentra, esta aplicación recomienda la mejor opción enseñando la ficha técnica de cada etiqueta.
  3. Vinos y añadas: Esta herramienta está pensada para los más exquisitos, ya que con solo introducir el año y la denominación de origen se conseguirá tener toda la información sobre la calidad del vino. Cuenta con un amplio registro de más de dos mil añadas calificadas desde 1990 procedentes de los 12 mayores países productores a nivel internacional.
  4. Wine Dictionary: Es la mejor solución para aquellos que todavía no se han familiarizado con la terminología propia del mundo vitivinícola pues, con este sistema, podrás consultar el significado de más de 900 palabras, así como aprender la pronunciación correcta de los términos extranjeros. Por el momento solo está disponible para Android ¡pero seguro que en nada también lo estará para IOS!

“Las aplicaciones móviles son una gran fuente de información tanto para aquellos que están empezando en el mundo del vino como para los que llevan años en él, los usuarios pueden tener en la palma de su mano mucha información que les ayudará a estar a la vanguardia de este sector”, comenta Antonio Camacho, presidente de Corporación Vinoloa.

Innovar mirando hacia atrás para ir hacia delante. González Byass abre las puertas de su botellero histórico

Mauricio González -Gordon, presidente de González Byass, dirige la cata inaugural del botellero histórico de la bodega, un templo de la enología donde reposan más de 5.000 vinos de Jerez.

 González Byass reúne una de las grandes colecciones de vinos de Jerez del siglo XIX y principios del XX. Mauricio González -Gordon, presidente de González Byass y miembro de la quinta generación de la familia, ha dirigido la cata que inaugura el botellero histórico de la bodega junto a Antonio Flores, enólogo y master blender, Sarah Jane Evans MW y Pedro Ballesteros MW. Los protagonistas han sido cuatro vinos -Añada 1963 Oloroso, Viña Amorosa Añada 1911, Matusalem década años 30 siglo XX y Pío X Moscatel prefiloxérico 1903- que dan continuidad generacional al estilo enológico de la casa y muestran la pasión por la viña presente desde su fundación, en 1835.

La casa de Tío Pepe abre las puertas de este “archivo líquido”, que conserva botellas de las soleras fundacionales de Matusalem, Apóstoles, Viña AB y Tío Pepe, así como moscateles prefiloxéricos y vinos singulares elaborados para conmemorar momentos únicos de la familia González y nombramientos de papas y reyes.

El silencio y la intimidad acompañan ahora el devenir de la exclusiva selección de vinos llenos de historia y sentimientos que guarda el botellero. Referencias escasas que rozan la eternidad, como Tío Pancho Romano, de 1728, el más antiguo documentado en González Byass; Trafalgar, una Solera contemporánea de la batalla (1805) adquirida por los fundadores de la bodega, y Añadas ligadas a la viña, como La Racha 1930, procedente del Pago de Marcharnudo Alto.

Tras minuciosos trabajos de cata, selección y sustitución de corchos, más de 5.000 botellas de vinos de Jerez, que aguardaban pacientes su momento de descorche por generaciones futuras en el aljibe de la bodega, reposan ahora entre los muros de este lugar único en el mundo. Dos años de dedicación que han dado como resultado la creación de un botellero que responde a la costumbre de González Byass de conservar determinados vinos de Añada y Solera desde su fundación. Un espacio que recupera la historia, conecta el pasado con el presente y garantiza la conservación, en pleno siglo XXI, del estilo enológico que ha guiado a esta bodega a lo largo de sus más de 180 años de historia.

Para la creación de este santuario, ha sido decisiva la labor realizada por el centro de investigación CIDIMA (Calidad, Investigación, Desarrollo, Innovación y Medio Ambiente), el área técnica de la bodega y el Archivo Histórico de la Fundación de González Byass. La documentación e inventarios históricos conservados han permitido descubrir la historia que hay tras el corcho de cada botella. Esta catedral del tiempo posee un valor documental incalculable que cuenta una crónica vitivinícola única y transmite el legado y trabajo realizado por cinco generaciones de la familia González.

El botellero histórico de vinos de Jerez es otro ejemplo de la apuesta de González Byass por la innovación mirando al pasado. Con su apertura se han recuperado tesoros enológicos ocultos que regresan al siglo XXI. Es un paso más en la expansión de la #SherryRevolution, el movimiento global creado por González Byass que ha llevado al Jerez a vivir una nueva edad de oro a nivel mundial.

José Estévez presenta Amontillado Del Príncipe y Oloroso Almirante dentro de la categoría de más de 15 años de crianza

José Estévez, S.A. propietario de las bodegas Marqués del Real Tesoro, Valdespino y La Guita lanza al mercado Amontillado Del Príncipe y Oloroso Almirante poniendo en valor sus más de 15 años de vejez. En su nueva imagen, con una botella troncocónica, destaca un diseño más elegante, estilizado y actual.

Del Príncipe es un histórico amontillado fruto de un largo y cuidado proceso de más de 15 años de crianza en botas añejas de roble americano. Con soleras criadas durante varias generaciones, Del Príncipe muestra todas las virtudes propias de la variedad palomino, donde la crianza oxidativa obtiene un mayor protagonismo sin olvidar la finura de la crianza biológica. Con un paso por boca elegante y con largo recorrido, Del Príncipe presenta una gran concentración, pero a la vez alcanza suavidad y finura en boca.

Por su parte, Almirante, es un oloroso envejecido durante más de 15 años de crianza oxidativa en el sistema tradicional de los vinos de Jerez, con una solera y cinco criaderas que hacen de Almirante un oloroso muy intenso con notas propias de las viejas botas de roble americano donde se cría. Es poderoso y seco pero con volumen, alcanzando un fondo largo y suave pero con persistencia. Es un oloroso con un recorrido muy elegante.

Una valorización tanto del producto como de su presentación. Con una botella troncocónica de color negro, utilizada históricamente para los mejores vinos y reservas de familia y con un diseño que muestra una línea más joven y estilizada, adaptada a los gustos del consumidor actual de vino de Jerez.

Williams & Humbert incorpora Fino en Rama 2010 a su gran selección de añadas

Pioneros en las añadas de crianza biológica, la bodega incorpora este nuevo Fino de edición limitada a su colección, la más completa del Marco de Jerez. Se trata del único Fino de la colección de añadas de Williams & Humbert actualmente disponible en el mercado, tras el lanzamiento de los Finos 2006, 2007 y 2009.

Proceso de elaboración

A diferencia de los vinos de jerez tradicionales, el sistema de envejecimiento de estos vinos de añada no es el de “Solera y Criaderas”, sino que se trata de un vino de crianza estática. Frente a la homogeneidad que aporta el Sistema de Criaderas y Soleras, en el que los vinos de distinta vejez son metódicamente mezclados, cada vino de añada es diferente, único y especial, un reflejo de la vendimia del año y de sus particulares condiciones climatológicas.

Para este Fino de añada, Williams & Humbert seleccionó en la vendimia de 2010 los mostos yema que proceden de viñas viejas de los Pagos de Añina y Carrascal. Unos viñedos con suelo de albariza y con una edad comprendida entre 60 y 20 años. Tras la fermentación de estos mostos a 17-22ºC, estos han sido fortificados a 15,5º. Con el tiempo y de manera espontánea, debido a la presencia de levaduras de flor en el ambiente, se fue desarrollando de forma natural el velo de flor. Este Fino 2010 es el resultado de la crianza estática de 7 años en botas de roble americano de 600 litros. Unas botas con más de 50 años de antigüedad.

El nuevo Fino en rama de añada 2010 pertenece a la saca realizada en octubre de 2017. Su producción es limitada ya que han sido 1.000 botellas de esta saca de octubre las que se han lanzado al mercado. Se trata de un jerez muy definido y entre otras características hay que mencionar que la climatología de esta añada corresponde a un año fresco y lluvioso, con una temperatura inferior a la media de los últimos 35 años.

El Fino en rama Añada 2010, saca de octubre de 2017, es el único Fino de la colección de añadas de Williams & Humbert actualmente disponible en el mercado, tras el lanzamiento de los Finos 2006, 2007 “Tiento” y 2009, ya agotados. Otras Añadas de la colección de Williams & Humbert actualmente disponibles son el Oloroso 2001-saca de abril 2017, el Oloroso 2003-saca de junio de 2016 y el Oloroso 2009-saca de octubre de 2017 así como la nueva saca de noviembre de 2017 del Amontillado 2003.

Delgado Zuleta lanza Goya XL por cuarta vez en su historia

El mundo del sherry vive una auténtica revolución y eso se traduce en el lanzamiento de vinos singulares. Es el caso de Goya XL, una manzanilla que únicamente ve la luz cuando se dan una serie de azarosas circunstancias, lo que únicamente ha ocurrido en los 273 años de historia de Delgado Zuleta, la bodega sanluqueña que lo elabora, en cuatro ocasiones. Esta cuarta saca puede presumir tanto de los 93 puntos otorgados por el mayor gurú enológico del mundo, Robert Parker, como de la medalla de oro lograda en la International Wine Challenge, donde además fue escogida como la mejor manzanilla del mundo.

Goya XL por tanto es un producto exclusivo y al alcance de muy pocos debido a su saca selecta y limitada. Se embotella en rama, de botas seleccionadas de la Solera Reservada de La Goya por el enólogo de Delgado Zuleta, José Antonio Sánchez Pazo. Cada saca tiene su propia personalidad, reflejo de la visión que el enólogo tiene del vino y fruto de esa conjunción de factores. En esta ocasión, el microclima de los últimos meses en Delgado Zuleta ha sido inmejorable para la evolución de esta manzanilla, con un verano estable y un otoño ideal, que han propiciado unas características organolépticas únicas. Esta Goya XL es más viva que las anteriores, de color oro viejo con reflejos yodados, untuosidad en el movimiento en copa que marca un ligero lagrimeo, con una nariz equilibrada en la que destacan los tonos salinos y frutos secos, con algunos síntomas de una leve acción del oxígeno pero con mucha finura, y finalmente una boca plena, con persistencia y que redondea las anteriores sensaciones percibidas.

Para José Antonio Sánchez Pazo, es una manzanilla “muy seca, fresca, con sensación ácida cuando entra en la boca, muy sabrosa con tonos salinos y umami, con buena textura y un final amargo poderoso y a la vez muy elegante”. Añade Sánchez Pazo, recientemente incorporado a la bodega para dirigir el área técnica y de producción, que “a esta manzanilla pasada se le pueden encontrar semejanzas con un amontillado, ya que crece en la boca ofreciendo multitud de sensaciones sápidas, teniendo un final pleno de fuerza”.

En concreto, en esta saca el enólogo ha tratado de darle una mayor expresividad a la crianza biológica que, a pesar de la dificultad de este tipo de crianza extrema en manzanillas con tanta edad, se ha conseguido gracias al mimo y la atenta mirada diaria de todos los que cuidan los vinos en esta bodega sanluqueña centenaria. Además de este especial cuidado, Goya XL se embotella solo con una pequeña selección de botas, registradas de la solera una a una en multitud de ocasiones, que destacan por una mayor expresión del velo de flor reposado, pero que a la vez mantienen el cuerpo elegante y untuoso que define a este vino.

Goya XL es un vino asentado, mezcla de muchos años de crianza intensa con otros de envejecimiento más reposado, en un difícil equilibrio permanente que le permite seguir cumpliendo años sin perder la flor. Además es una manzanilla reposada, tras muchos años de quietud y ligeros rocíos que han ido aportando nutrientes a las levaduras del velo. Las botas de las que procede esta manzanilla en rama pertenecen a una exclusiva Solera Reservada de La Goya, que hunde sus raíces en la Bodega La Casa, un antiguo casco de subterráneo situado junto a Bajo de Guía y que era la bodega propia de los accionistas de la empresa, donde iban a parar los mejores mostos para su cuidado y prolongado envejecimiento. Los vinos allí producidos no llegaban a salir a la venta, quedando para consumo propio de las familias propietarias y compromisos protocolarios de la empresa.

Tras el traslado a las nuevas instalaciones de la bodega en la salida de Sanlúcar hacia Chipiona, en un emplazamiento óptimo para el envejecimiento de vinos generosos por su humedad, temperatura, exposición al Poniente y orientación suroeste, esta Solera Reservada –después de un proceso de reposo y aclimatación y una paciente labor de restauración, duela a duela, de las botas viejas- da origen a esta manzanilla pasada en rama Goya XL.

Ya está aquí la nueva saca de La Guita en Rama, Sanlúcar en vena

La histórica bodega ‘La Guita’ ha lanzado al mercado una nueva saca de La Guita en Rama. La versión más pura de La Guita es fruto de una minuciosa selección de botas de solera en las dos bodegas que posee la firma bodeguera en Sanlúcar de Barrameda: la de la calle Misericordia y la de Pago Sanlúcar Viejo. La Guita en Rama, saca de octubre 2017, expresa toda la calidad y carácter del terruño sanluqueño y muestra la calidad y finura de las mejores soleras de La Guita.

El grupo bodeguero José Estévez vuelve a lanzar La Guita en Rama después del éxito cosechado por la primera saca. Tras dos años embotellada está en su máximo esplendor, una vez que el vino se ha asentado en la botella y ha evolucionado en carácter y complejidad, lo que demuestra que es un vino de largo recorrido y que no es imprescindible su rápido consumo tras su embotellado.

La Guita en Rama muestra de forma directa la esencia de La Guita, basada en uva palomino fino perteneciente a pagos costeros sanluqueños, principalmente del emblemático Pago de Miraflores. Seleccionada para ser embotellada directamente de la bota, no se somete a ninguna clarificación o tratamiento de estabilización. El resultado: Un vino único, fresco, delicado, muy salino y con notas florales. Para disfrutar desde el primer momento, y al mismo tiempo comprobar su evolución en botella durante los próximos meses y años…

Con La Guita en Rama, tesoro de Sanlúcar, La Guita quiere seguir haciendo un homenaje a la tierra que la ve nacer. Tierra de otros grandes tesoros que se enorgullece profundamente de poder representar en la etiqueta. Por ello, al igual que en la primera saca, y en las sucesivas de La Guita en Rama, se irá ilustrando diferentes obras, monumentos, rincones y, en definitiva, tesoros de Sanlúcar. En esta segunda saca, correspondiente a octubre de 2017, la etiqueta muestra la torre de la Iglesia de la O, del siglo XIV, Iglesia Mayor de la ciudad y corazón del Barrio Alto sanluqueño.

La Guita en Rama es un proyecto con un concepto exclusivo y una producción limitada, dirigida a todos nuestros clientes, amigos y amantes del vino. Desde hoy esta segunda saca está disponible en la tienda online de José Estévez en www.grupoestevez.com y www.laguita.com. También puedes seguir todas las novedades, promociones y lanzamientos de la marca en su página de Facebook: www.facebook.com/manzanillalaguita

Finaliza la edición más exitosa de la International Sherry Week

La edición más exitosa, con más de 2500 eventos registrados en 30 países

 La International Sherry Week, sin duda la mayor fiesta global dedicada a los vinos de Jerez, se ha consolidado en su cuarta edición como una de las citas anuales más importantes del mundo del vino, con miles de eventos en multitud de países, desde Noruega a Brasil, Taiwán o Colombia.

Este año, la celebración ha seguido creciendo exponencialmente: el número de eventos ha aumentado en un 25 % por tercer año consecutivo. Gracias a la actividad en las redes sociales con el hashtag #sherryweek, eventos de última hora que no estaban registrados elevaron el total de actividades a 3000.

Redes sociales

Durante la semana del 6 al 12 de noviembre de 2017, el jerez se convirtió una vez más en el centro de todas las miradas a nivel mundial; las noticias en torno al evento generaron más de 15 000 publicaciones y casi 50 millones de impactos potenciales en Twitter, Instagram y Facebook (fuente: Tweetbinder). A través de las redes sociales, se compartieron eventos celebrados en todo el mundo que ofrecieron a los amantes del vino y la gastronomía grandes dosis de pasión e inspiración y muchas ideas para servir y disfrutar los vinos de Jerez.

Una fiesta global: 30 países en cinco continentes

Se celebraron más de 2500 eventos con motivo de la International Sherry Week 2017 en 30 países y territorios de ultramar: Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Finlandia, Francia, Alemania, Gibraltar, Grecia, Hong Kong, Hungría, Japón, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur, España, Suiza, Taiwán, Ucrania, Reino Unido y Estados Unidos. Este año, participaron por primera vez Ecuador, Hungría y Corea del Sur.

España fue el país que más eventos acogió, más de 1000 en total, lo cual supone una subida del 15 % con respecto al año pasado, con una alta concentración de actividades en el Triángulo del Jerez, como era previsible, y también en la cercana ciudad de Sevilla. España es ahora el mercado número uno para los vinos de Jerez.

 

 

El Reino Unido y Estados Unidos siguen a España en número de eventos. En el Reino Unido se celebraron el doble de eventos que el año pasado, casi 700, mientras que varios Formadores Homologados recién titulados aseguraron la presencia del jerez en Taiwán y Brasil.

Ni un vino sin histaminas deja de dar dolor de cabeza ni Pago de Carraovejas lo ha inventado

Mucho se ha escrito en los últimos días sobre el hallazgo de la profesora investigadora de la Universidad Politécnica de Madrid, que, en la colaboración con el Grupo de Microbiología de la Universidad de Valencia ha conseguido crear el primer vino libre en histamina para la bodega Pago de Carraovejas.

Algo falso por completo. No es que no se haya realizado dicha investigación, si no que ya en 1995, las bodegas jerezanas José Estévez, S.A. lanzaron el primer vino bajo en histaminas, ni mas ni menos que fino Tío Mateo de bodegas Marqués del Real Tesoro.

Importante aclarar también, que por tener una cantidad casi inexistente de histamina, un vino no deja de dar dolor de cabeza si se abusa de su consumo. Lo que quiere decir es que esta sustancia dejará de afectar de forma negativa a la parte de la población que es intolerante a ella.

José Estévez con Martin Rodbell, premio nobel de medicina que avaló la investigación de Estévez, en una visita a la bodega en 1995.

Fue gracias al empeño incansable del fundador de la firma bodeguera, el ya fallecido D. José Estévez de los Reyes, por elaborar vinos más saludables y de mayor calidad. El ‘método Estévez’, como se definió el avance en aquella época, fue avalado por el bioquímico Edmond H. Fischer, Nobel de Medicina en 1992 y por el profesor Martin Rodbell, Nobel de Medicina de 1994. Ambos visitaron la bodega José Estévez, interesándose por los trabajos de investigación para la mejora de la calidad del vino. En declaraciones en prensa, Rodbell felicitó a la bodega de José Estévez por su empeño para evitar el contenido de histamina en el vino, molécula causante de alergias y otras reacciones negativas, sustancia vital y perversa a la vez. Pese a ello, el caso llegó a los Tribunales ya que la competencia a través del Consejo Regulador instó prohibir su etiquetado, y aunque el TSJA suspendió momentáneamente la posibilidad de publicitar Tío Mateo como bajo en histamina, en el año 2009 la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo le dio finalmente la razón.

Aunque a día de hoy el grupo bodeguero José Estévez no utilice su logro conseguido hace más de 20 años, nadie puede negar que la firma bodeguera jerezana fue la primera en descubrir tal avance.